Seleccionar página

Terapias a tu medida

Terapia EMDR

La terapia EMDR tiene una base científica, avalada por la Organización Mundial de la Salud y las Guías Clínicas Internacionales, para el tratamiento del trauma. Está indicado para el tratamiento de los recuerdos y los trastornos que pudieran derivar de dichas vivencias. Mediante la estimulación bilateral podremos trabajar los recuerdos que han quedado almacenados en nuestros cerebros de forma disfuncional y que nos mantienen anclados al pasado reaccionando de manera desproporcionada antes estímulos que, en principio, deberían ser neutros.

Terapia cognitivo-conductal

Es una terapia que busca aliviar los síntomas modificando nuestra forma de pensar para hacerla más adaptativa y racional. Así como también, ver esas conductas que se han visto alteradas en los procesos de ansiedad o de estado de ánimo alterado.

Depresión

Es un trastorno del estado de ánimo que causa sentimientos de tristeza y una pérdida de interés por realizar actividades con las que antes se disfrutaba, además de dificultad en realizar las actividades cotidianas.

Ansiedad

Las personas que padecen ansiedad se caracterizan por presentar una preocupación o tensión prácticamente constante sobre distintos problemas de la vida diarias, aunque no haya motivo que lo justifique. Se vive con una preocupación excesiva hacia las distintas áreas de la vida (familiar, laboral, pareja, salud) sin saber cómo hacer frente a ello.

Regulación emocional

Aprender a manejar las emociones de manera adecuada no significa que tengamos que rechazar las que nos generan malestar. Podemos pararnos a escuchar qué nos están diciendo y que sería conveniente modificar.

Adicciones

La persona que padece una adicción busca disminuir su nivel de ansiedad y encontrar alivio a través del consumo de sustancias u otras conductas adictivas.

La persona se ve incapaz de controlarlo, dificultad para abstenerse, con deseo de consumo, disminución del reconocimiento de los problemas que tiene derivados de la adicción y en las relaciones con los demás, así como una respuesta emocional disfuncional.

Esto crea problemas en la vida de la persona, mermando su calidad de vida.

Trauma

Cuando hablamos de trauma nos referimos a esas heridas emocionales no resueltas que nos siguen causando dolor.

A veces sin ser conscientes de que no han sido curadas y de que siguen bloqueándonos en el presente.

Es necesario reconocer esas heridas que, muchas veces, pueden llegar a abarcar experiencias aparentemente de menor trascendencia, pero que también pueden ser vivenciadas de forma traumática.  

 

R

Si se ha intentado solucionar el problema por sí mismo o con la ayuda de familiares y otras personas próximas,

pero esto no ha sido suficiente para afrontar la situación
R

Si estas dificultades son un inconveniente para continuar con el ritmo habitual de vida

afectando a diferentes áreas de la misma e impidiendo que éstas seas satisfactorias
R

Nos encontramos en un estado de desesperanza

pensando que las cosas no van a cambiar o asumiendo una incapacidad para solucionarlas
R

Ha pasado el tiempo suficiente

como para no considerar el problema como un hecho puntual o transitorio

¿Cuándo es recomendable pedir ayuda externa?

R

Surgen síntomas que indican que algo no está funcionando adecuadamente en nuestra vida

Excesiva inquietud, insomnio, apatía, problemas de concentración, tristeza, miedo o inseguridad, entre otras.

R

Te encuentras ante dificultades en tu vida

y no sabes o no posees los recursos necesarios para hacerles frente.

R

Tienes problemas en la relación con los demás

Discusiones frecuentes, agresividad o problemas de comunicación.

R

Te hallas en situaciones difíciles de la vida

Como son el diagnóstico de una enfermedad grave, la muerte de un ser querido o la ruptura de una relación de pareja, entre otras.

R

Se desencadenan emociones o estados intensos y difíciles de manejar

como la tristeza, la irritabilidad, la soledad o incluso pensamientos de suicidio.

R

No te sientes capaz de controlar la situación

En el consumo de determinadas sustancias, como el alcohol o las drogas uotras situaciones como un juego patológico  o unas compras compulsivas.

Si necesitas más información

puedes ponerte en contacto conmigo

info@mariapuertapsicologia.es

639 17 07 58

 

1 + 6 =

Cumplimiento con la RGPD (Reglamento General de Protección de Datos)

Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar mis condiciones legales.

  • Responsable: Tu nombre y apellidos
  • Finalidad de los datos: Responderte al mensaje que me envíes a través del formulario.
  • Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comunicarte conmigo
  • Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en tu proveedor de hosting
  • Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.